22 julio 2012

"almacenes" de arte, negocio en alza

El mercado del arte necesita cada vez más depósitos que permitan tener las obras en tránsito, que ofrezcan buenas condiciones de almacenaje con la calidad de un museo, y ser transportadas en excelentes condiciones hasta el momento en el que salgan a la venta.

Debido a esto, Suiza se ha especializado en estos depósitos y dispone de más de una docena que están libres de impuestos. Asimismo, es frecuente que las obras que se guardan en estos recintos participen en exposiciones para que progresivamente incrementen su valor.

Ocurre que desde el estallido de la crisis a nivel mundial, son muchos los inversores que pretenden diversificar sus bolsas de valores y adquieren fondos en forma de arte ya que se ha convertido en un valor seguro, aunque no convivan directamente con estos activos. Sin embargo, estas obras sí necesitan un lugar seguro de almacenamiento, y por supuesto se prefieren zonas libres de impuestos, ya que las piezas pueden cambiar de dueño varias veces sin que hayan salido de estos depósitos.

Se prevé que entre 2013 y 2014 entren en funcionamiento nuevas instalaciones de estas características, en Ginebra y Luxemburgo para cubrir la creciente demanda que afecta sobre todo al arte contemporáneo. Para le mercado asiático, en crecimiento constante, se abrió en 2010 un depósito de grandes dimensiones en Singapur.

link a la noticia completa

10 mayo 2012

muchas novias para un solo grito

Nadie sabe a manos de quien fue a parar la obra El Grito de Edvard Munch vendido el pasado mes de mayo por 91 millones de euros en la sala de Sotheby’s de Nueva York, pero las especulaciones no han cesado desde entonces.

La obra, pintada en 1895, es la única de las cuatro versiones existentes que todavía estaba en manos privadas y se convirtió tras alcanzar ese precio en la obra de arte más cara de la historia de una subasta.

Las sospechas sobre quién pudo pagar ese precio se dirigieron en un primer momento hacia la familia real de Qatar, que a comienzos de año compró por 191 millones de euros una obra de Cezanne a un coleccionista privado. Se sabe que hasta ocho postores compitieron por hacerse por el cuadro, aunque finalmente la puja se dirimió entre dos compradores que pujaron por teléfono y cuyas identidades no han trascendido.

Otros de los posibles nombres que se barajaron fueron los de Paul Allen, cofundador de Microsoft, Leonard Blavatnik, financiero ruso, Roman Abramovich, dueño del club de fútbol del Chelsea o museos como el MoMA, el Metropolitan Museum de Nueva York, el Museo de Bellas Artes de Houston o el Art Institute de Chicago, entre otros.

Lo que sí parece claro, es que El Grito es una obra muy codiciada, ya que a lo largo de la historia, dos de sus otras versiones fueron objeto de robos, la última en 2004, para ser recuperada dos años más tarde por la policía noruega. Según el experto de Sotheby’s Simon Shaw, esta obra es la más robada a lo largo de la Historia del Arte.

link a la noticia completa

03 mayo 2012

20 millones por una cerámica china

El pasado mes de abril se subastó en Hong Kong una cerámica fabricada en China hace más de mil años durante la dinastía de Song del Norte, que reinó entre 960 y 1127. Se trata de una copela de color verde en forma de flor horneada en Ru, uno de los cinco hornos imperiales que operaban en la época.

La venta se llevó a cabo en la sucursal que la casa Sotheby’s tiene en la ciudad asiática y batió el récord que hasta el momento ostentaba un jarrón Guan, adjudicado en casi 68 millones en 2008.

Este tipo de cerámicas son las más escasas en China y según los especialistas, actualmente se calcula que quedan 79 piezas intactas en el mundo, la mayoría custodiadas en museos. “Hay muy pocas porque eran piezas imperiales y porque fueron producidas durante muy poco tiempo, sólo unos veinte años”, tal como explicó el conservador general del museo Guimet de París, Jean-Paul Desroches.

link a la noticia completa

16 abril 2012

Cezanne recuperado cuando iban a venderlo

Las autoridades serbias recuperaron el pasado mes de abril el cuadro El niño del chaleco rojo, de Paul Cezanne, que había sido robado en el Museo de Zurich por tres encapuchados en 2008, cuando iba a ser vendido por 3,5 millones de euros.

La obra, valorada en 100 millones de euros, estaba desde 2010 en Belgrado, aunque se desconocía la ubicación exacta, por lo que los investigadores esperaron a que fuera ofrecido a un comprador, momento en el que fueron detenidos cuatro personas con antecedentes criminales.

Junto a la obra del pintor francés, los ladrones habían sustraído otros tres cuadros realizados por Degas, Van Gogh y Monet, todos pertenecientes a la colección de Emil Bührle, y que progresivamente se fueron recuperando y devolviendo a la institución que los custodiaba.

link a la noticia completa

 
Copyright © 2011 consultarte